martes, 5 de mayo de 2015

Irresponsabilidad ignorada: Exprimir a los proveedores



Es una estrategia básica de la gestión empresarial el ejercer el poder de compra.  Las grandes empresas que compran a las de menor tamaño saben que tienen poder sobre estas, que muchas veces dependen de esas ventas para progresar  La PyMES, que normalmente están en la parte de los débiles saben que es una buena estrategia juntarse con otras para, colectivamente, tener mayor poder de compra y obtener así mejores precios. Muchas veces se alega que una de las ventajas de establecerse en clusters industriales es el logro de economías de escala, y las compras son una de ellas.



Esta estrategia ha sido considerada normal, parte integral de una buena estrategia.  Pero como en todo, hay maneras y maneras de ejercer ese poder de compra.  Esta estrategia ha recibido mucha atención en el caso de las multinacionales que adquieren muchos de sus bienes y servicios a empresas de menor tamaño ubicadas en países en vías de desarrollo.  A esta estrategia se le atribuyen el deterioro, o la falta de mejora, en las condiciones laborales en esos países.  Ante la intensa presión de estos grandes compradores a los suplidores para que les vendan más barato no les queda más remedio que cortar donde se puede, y dada las deficiencias regulatorias en muchos de estos países, se traducen en pobres condiciones laborales.

Ello ha dado lugar al creciente interés en la responsabilidad en la cadena de valor, donde a estas grandes multinacionales se les exige que tengan responsabilidad por esas condiciones laborales.  Si bien ha habido progresos, estos son muy desiguales, falta mucho por hacer. Cuando parece que algo se ha logrado aparecen los “accidentes” como los de Bangladesh (Violaciones de DDHH en la cadena de valor: ¿me voy o me quedo?) o las condiciones laborales en la cadena de suministro de Apple, donde los costos laborales representan el 7% del precio final del producto (RSE en la cadena de valor de Apple: ¿Podrían hacer más?).

Aun cuando la atención se ha concentrado en estas condiciones laborales, los abusos del poder de compra se extienden a compras en países desarrollados en un tema que recibe poca atención: financiarse gratis con las empresas más débiles.  Son muchas las grandes empresas que aprovechan su poder para establecer políticas de pago que son abusivas, por ejemplo al pagar a sus proveedores a 90 días (y no hablemos del sector público).  No es ilegal, es una política astuta, pero ¿es una política responsable?  Muchos creemos que no. 

Algunos dirán que actualmente el costo de financiamiento es muy bajo ya que las tasas de interés son muy bajas. Pero esto es una visión miope.  Para muchas PyMEs el costo de financiamiento es muy elevado ya que al no ser objeto de crédito por parte de las instituciones financieras, al no poder acudir a los mercados de capital, se deben financiar con recursos propios, obtenidos de sus márgenes de venta, que suelen ser asfixiados por las mismas grandes empresas.  Ello retarda significativamente su potencial de crecimiento.  Las políticas de pago irresponsables contribuyen a un menor crecimiento del sector de PyMEs que es el que suele proporcionar empleo a personal menos calificado, que suele contribuir más al desarrollo local y la cohesión social. 

Son las grandes empresas las que si tienen acceso a financiamiento bancario y del mercado de capitales, pero sus políticas de pago incluyen el financiarse gratis con las PyMES, pagándoles muchos meses después de entregados los bienes o servicios, y peor todavía, muchos meses más después de que la PyME ha tenido que hacer el desembolso para adquirir los bienes y servicios para producirlos.  Si bien es cierto que ellas también pueden financiarse de sus proveedores, ello es mucho, mucho menos posible. A veces se ven forzadas a pagar en efectivo, a veces dejando de aprovechar descuentos por pronto pago que suelen tener costos de oportunidad muy elevados, a veces dejando de producir porque no pueden financiarse la materia prima.

¿Cuándo una estrategia de competitividad pasa a ser irresponsable?  La gran empresa tiene todo su derecho a hacer todo lo posible para mejorar sus beneficios.  Pero hay maneras y maneras.

Las políticas de pago irresponsables pueden contribuir a retrasar el crecimiento y el desarrollo económico.

Y ahora se ha presentado el colmo.  Algunas grandes empresas en el Reino Unido, no contentas con pagar tarde, han desarrollado una estrategia que denominan “pagar para quedarse”, a través de la cual pretenden que sus proveedores financien sus proyectos de inversión para la expansión, con el argumento de que así podrán ser partícipes de esa expansión y aumentar sus ventas.  No solo deben financiar sus propias inversiones sino que además algunos compradores les piden que financien las suyas, bajo la amenaza, explícita o implícita, de perder sus ventas.  ¡Hay que pagar para seguir siendo proveedor! (Ver el excelente análisis de Mallen Baker en The ethical dilemma of “pay to stay”). 

¿Ilegal?  NO.  No se han aprobado todavía leyes o regulaciones para impedirlo, aunque se están considerando.  ¿Responsable?

Y una todavía más ignorada: Pretender que personas como los consultores individuales de grandes empresas se paguen sus viajes y gastos, presten sus servicios y esperen 90 días para cobrar.  Que una persona tenga que financiar a una multinacional es el colmo de los colmos.  Y después estas empresas presumirán de responsabilidad porque han hecho alguna donación a la comunidad y posiblemente por hacer negocios en la base de la pirámide.

¿Reportan en sus informes de sostenibilidad sus políticas de pago a sus proveedores?  Posiblemente reporten que se preocupan de sus suplidores tengan condiciones laborales dignas, que respeten el medio ambiente, pero con la mano izquierda explotan su poder de compra.


Hay que mirar la totalidad de la responsabilidad de la empresa ante la sociedad, no dejarse encandilar por acciones aisladas, por mucho que parezcan integrales, y parte de una estrategia, en un informe de sostenibilidad.


2 comentarios:

Antonio Javierre dijo...

Como siempre muy acertada llamada de atención a grandes empresas y su responsabilidad en cadena de suministro.
Si me permite profesor, añadiré una reflexión de mi cosecha.Solo decir que la miopía de grandes empresas e irresponsabilidad con este tema es monumental, máxime cuando hacen de la Pyme actor necesario para crecimiento propio para después forzar y provocar su degradación hasta el punto en muchos casos de desaparición de esa Pyme proveedora
Quizá estimen que ese recurso siempre sera accesible. En todo caso el mercado es muy cruel y alguien tendrá que hacer algo para hacerlo mas Humano.

Lorena Salgado dijo...

Saludos desde Costa Rica, Centroamérica. La forma en que ilustra lo del modelo de empresa de responsabilidad social y lo de informes de sostenibilidad, permite entender lo relevante de los nuevos conceptos de empresa para el desarrollo, entendido no como crecimiento económico sino como desarrollo humano. Me gustaría que conozca el sitio en facebook La Calle Modelo La Aurora, barrio rodeado de zonas francas en la provincia de Heredia, Costa Rica