domingo, 24 de agosto de 2014

45 LIFE LESSONS


Reproduzco esta lista de lecciones de la vida porque creo que pueden ser interesantes para los lectores del blog.  Primer post que no es de RSE. Disculpas.


Written by a 90 year old

This is something we should all read at least once a week!!!!! Make sure you read to the end!!!!!!

Written by Regina Brett, 90 years old, of the Plain Dealer, Cleveland , Ohio .




"To celebrate growing older, I once wrote the 45 lessons life taught me. It is the most requested column I've ever written.

My odometer rolled over to 90 in August, so here is the column once more:

1. Life isn't fair, but it's still good.

2. When in doubt, just take the next small step.

3. Life is too short enjoy it.

4. Your job won't take care of you when you are sick. Your friends and family will.

5. Pay off your credit cards every month.

6. You don't have to win every argument. Stay true to yourself.

7. Cry with someone. It's more healing than crying alone.

8. It's OK to get angry with God. He can take it.

9. Save for retirement starting with your first paycheck.

10. When it comes to chocolate, resistance is futile.

11. Make peace with your past so it won't screw up the future.

12. It's OK to let your children see you cry.

13. Don't compare your life to others. You have no idea what their journey is all about.

14. If a relationship has to be a secret, you shouldn't be in it.

15. Everything can change in the blink of an eye, but don't worry, God never blinks.

16.. Take a deep breath. It calms the mind.

17. Get rid of anything that isn't useful. Clutter weighs you down in many ways.

18. Whatever doesn't kill you really does make you stronger.

19.. It's never too late to be happy. But it’s all up to you and no one else.

20. When it comes to going after what you love in life, don't take no for an answer.

21. Burn the candles, use the nice sheets, Don't save it for a special occasion. Today is special.

22. Over prepare, then go with the flow.

23. Be eccentric now. Don't wait for old age to wear purple.

24. The most important sex organ is the brain.

25. No one is in charge of your happiness but you.

26. Frame every so-called disaster with these words 'In five years, will this matter?'

27. Always choose life.

28. Forgive

29. What other people think of you is none of your business.

30. Time heals almost everything. Give time time.

31. However good or bad a situation is, it will change.

32. Don't take yourself so seriously. No one else does.

33. Believe in miracles.

34. God loves you because of who God is, not because of anything you did or didn't do.

35. Don't audit life. Show up and make the most of it now.

36. Growing old beats the alternative of dying young.

37. Your children get only one childhood.

38. All that truly matters in the end is that you loved.

39. Get outside every day. Miracles are waiting everywhere.

40. If we all threw our problems in a pile and saw everyone else's, we'd grab ours back.

41. Envy is a waste of time. Accept what you already have, not what you need

42. The best is yet to come...

43. No matter how you feel, get up, dress up and show up.

44. Yield.

45. Life isn't tied with a bow, but it's still a gift.


martes, 29 de julio de 2014

¿Se limita la responsabilidad de la empresa con sus empleados a lo que ocurre dentro de la empresa?


He recibido este comentario de Susel Roldán de Alfaro desde Guatemala sobre mi reciente artículo La empresa como persona: ¿Debe obedecer todas las leyes? que creo vale la pena difundir.  Muchas veces pensamos o que la empresa no tiene nada que ver con el carácter moral del empleado o ignoramos el contexto en que la empresa se desenvuelve.  Y es parte de la responsabilidad social de la empresa el desarrollo integral del individuo, particularmente la que opera en entornos adversos y que puede tener alguna influencia sobre el comportamiento de sus empleados.


Hola Antonio.
Este artículo me hace reflexionar. Yo sí creo que la empresa puede ser un lugar donde las personas perfeccionen su parte moral y no sólo profesional. Sobre todo en los tipos de negocio, en donde la moral juega un papel fundamental para la buena gestión de los empleados y minimiza el riesgo, como las empresas financieras pues los productos y servicios, están basados en dinero, “en el patrimonio de los clientes”.

Las organizaciones financieras debieran “ir más allá” de darles a los empleados capacitaciones y ponerles controles en el lavado de activos, riesgo operacional, riesgo tecnológico, etc. Pues aunque se hagan esfuerzos en esos temas, seguirán detectándose empleados que hacen fraude como hemos visto en casos publicados en medios de comunicación. Aun así, esas empresas son evaluadas muchas veces y terminan con las más altas calificaciones en riesgos crediticios.

¿Por qué siguen saliendo nuevos casos de fraude? Mi respuesta continuará siendo “porque el ser humano es integral”.

Me explico: las empresas han concentrado esfuerzos para que los empleados no acepten el fraude, como campañas de comunicación enfocadas en esos temas, capacitaciones y controles, pero si no cubrimos un espectro moral más grande no se puede pretender que su actuación sea sólo buena en esta parte y el resto no importa, porque no se está sensibilizando el resto de su moralidad. Tarde o temprano caen en tentación. Hay mucho en juego cuando sólo se toca el lado moral de un empleado en contra de la corrupción, pero si las organizaciones no se preocupan por su vida familiar, por que lleven una vida recta tanto dentro como fuera de la empresa, porque le den valor a la vida, pareciera que en algún momento no les importará no tener ética en el negocio, tampoco.

¿Puedo pretender sembrar conciencia ecológica si los empleados no le tienen valor a la vida?  Aquí estoy hablando en concreto de lo que usted hablaba sobre el aborto, porque destruyendo el medio ambiente no valoro la vida, pero tampoco valoro la vida si aborto… los humanos somos integrales. Así, no sólo las empresas financieras están en peligro de caer en fraudes, también cualquier giro de negocio.

Además, la moral debe reforzarse durante toda la vida, el ser humano no está totalmente definido cuando termina su adolescencia. Es por eso que se concluye en que es un riesgo para cualquier negocio, sólo fomentar la moralidad de sus empleados en fraude monetario, en peligros financieros, en cuidar la vida a través del respeto al medio ambiente y no fomentar la moralidad general. ¿Cuándo vamos a dejar de segmentar la moral en pedazos? Mientras ese pensamiento continúe, sólo tendremos, la moralidad que algunos empleados traen desde sus familias e iglesias, pero es un GRAN RIESGO.

Creo que también las empresas que concentran a colectivos de personas, deben seguir perfeccionando esta moralidad completa a sus empleados y a las familias de sus empleados.

¡Que tenga una excelente semana!

SUSEL ROLDÁN DE ALFARO
GUATEMALA


domingo, 27 de julio de 2014

La empresa como persona: ¿Debe obedecer todas las leyes?


Querido lector:  Este artículo analiza la reciente controversia sobre la cobertura de anticonceptivos por los seguros obligatorios de las empresas en EEUU que llegó hasta la Corte Suprema de Justicia.  A pesar de ser un tema de interés, aparentemente muy limitado al medio local, dada la influencia que EEUU tiene en el mundo de los negocios (para bien o para mal) es posible que sus implicaciones sobre el papel de la empresa en la sociedad, más allá del caso concreto de la provisión de seguros de salud a sus empleados, se extienda a otros entornos y otros esquemas institucionales y legales.  Estas implicaciones son el núcleo del análisis de este artículo, no comentamos la moralidad de los temas en discusión.  A lo mejor te interesa.




Responsabilidad individual vs. Responsabilidad colectiva

Tantas veces se ha discutido que las empresas son una colección de personas que si bien cada una tiene su responsabilidad personal el agregado de esas responsabilidades no necesariamente conduce a la responsabilidad en la empresa.  Expresaba en el Capítulo 2 de mi libro (coeditado con Estrella Peinado), publicado a mediados del 2011, Responsabilidad Social de la empresa en América Latina; Manual de Gestión:

Aún hoy en día hay alguna discusión sobre si las empresas como tales tienen responsabilidades, con el argumento de que solo las personas individuales pueden tenerlas.   Un comentarista de mediados del siglo XIX decía que las empresas no tienen cuerpos que puedan ser castigados ni almas que puedan ser condenadas y por ello hacen lo que les da la gana [1].  Es cierto que las personas, dentro de las empresas, actúan a nombre de las empresas y nó a título individual y son ellas las que deben ejecutar la responsabilidad social y ambiental.  Pero estas ejecutarán lo que colectivamente se haya decidido, vía las decisiones, los procedimientos y políticas internas a la empresa, que han sido elaboradas por individuos.  Si bien la responsabilidad de la empresa de ser responsable recae en los individuos que la conforman, el colectivo es responsable de su implementación y por ello podemos hablar de “responsabilidad de la empresa”.

En EEUU se ha presentado un caso donde la Corte Suprema de Justicia, CSJ, ha decido que en algunos casos los individuos (en este caso los dueños en empresas de propiedad concentrada) pueden extender sus creencias religiosas a nivel personal sobre la empresa como un todo y esas creencias personales pueden ser atribuidas a la empresa.  La empresa,  como persona jurídica, puede tener creencias religiosas legamente reconocidas.  No será muy difícil alegar que esto se puede extender a otros valores y a su responsabilidad ante la sociedad.

Anteriormente la CSJ había decidido sobre otro en el que le confería a la persona jurídica derechos de una persona natural.  Fue cuando falló a favor de que las empresas tenían derechos como las personas para hacer contribuciones a campañas electorales y les reconoció  el derecho de opinión, como si fuese otra persona natural, de influenciar la política con los recursos de los dueños y accionistas.  

Dos casos no hacen una tendencia, pero es significativo el movimiento hacia conferirle características humanas a la empresa, lo que tiene implicaciones sobre su “comportamiento” en sociedad, como comentamos más adelante.

El caso de los seguros de salud para empleados y la Corte Suprema de Justicia de EEUU.

El año 2012 se aprobó en EEUU una reforma del sistema sanitario que entre otras cosas obliga a la mayoría de las empresas a proporcionar seguros de salud que cubran la provisión de anticonceptivos y de servicios médicos para el aborto.  Muchas partes de la reforma han encontrado gran oposición pero ésta en particular ha sido legalmente cuestionada por instituciones religiosas alegando que les obliga a facilitar algo que va en contra de sus creencias. 

Sin entrar en muchos detalles baste decir que el gobierno le ha dado la excepción a la aplicación d esta norma a a las instituciones sin fines de lucro, que operan bajo la dirección de instituciones religiosas (iglesias, hospitales, universidades, etc.), con tal de que lo notifiquen al Departamento de Salud (la Iglesia Católica se opone a notificar alegando que aun ello los hace cómplices).  La provisión de aquellos servicios continuaría para los empleados de estas instituciones pero administrados directamente por empresas de seguros, sin la participación de las instituciones, supuestamente pagados, solidariamente, con las pólizas de los demás.

Vale la pena recordar que en EEUU la separación entre Estado y religión es un principio fundamental de la Constitución (no puede haber símbolos religiosos en instituciones públicas, no hay “vacaciones de Semana Santa”, hay “vacaciones de primavera”, etc.).  También lo es la libertad de expresión religiosa.  El Estado no puede imponer creencias religiosas ni puede establecer leyes o regulaciones que impidan su libre ejercicio o fuercen comportamientos contarios a sus creencias.  Es un estado secular pero profundamente respetuoso de las creencias religiosas.

Pero una empresa con fines de lucro alegó que aquello violaba las creencias de sus dueños y que no quería incluir esos servicios en los seguros de salud de sus empleados.  Después de agotar todas las instancias el caso llegó hasta la CSJ la que decidió que también esta empresa, con fines de lucro, estaba exenta de proporcionar la cobertura.

La empresa es Hobby Lobby que tiene 23.000 empleados y 576 tiendas de artículos para manualidades a lo largo del país (no, no es una pyme).  Si bien es una empresa con fines de lucro es una empresa familiar, con propiedad concentrada, operada, abierta y públicamente,  bajo los principios de la religión cristiana.  Es el primero de sus principios de operación.

En este caso la CSJ ha reconocido que las empresas de propiedad concentrada, donde unos pocos (los dueños) determinan los principios y valores de la empresas, los valores de los dueños como personas naturales  se pueden considerar como valores de la empresa como persona jurídica y esto es lo que tiene implicaciones para la RSE.

Obviamente que esto puede ser objeto de abusos y habrá quienes intenten apelar a esto para no cumplir con algunas leyes.  Pero es de esperar que en casos de demandas legales, la empresa tenga que demostrar que no es sólo en estos temas de anticonceptivos o aborto donde la empresa refleja los valores de los dueños, sino en todos sus comportamientos.   En este caso su “cristiandad” se deberá demostrar en su constitución y en su operación.  La empresa Hobby Lobby, por ejemplo, cierra los domingos, paga sueldos mínimos el doble del mínimo establecido por ley y comparte los beneficios con sus empleados y la comunidad, entre otros comportamientos basados en sus creencias religiosas.

Es de destacar que la decisión fue dividida al máximo, de 5 contra 4, con una jueza de la minoría (que incluye las tres mujeres miembros de la CSJ) alegando que el ejercicio de la religión está limitado a la liturgia y la oración, insinuando que no tiene papel alguno dentro de la empresa y que los grupos religiosos solo sirven a sus correligionarios y no al bien común.  Y puso como ejemplos a algunas religiones donde se no se permiten las transfusiones de sangre, vacunas y medicamentos derivados de cerdos como ejemplos de casos de conflicto. 

De extenderse la implicación de la juez disidente de forzar a las instituciones religiosas o a las empresas a dejar de lado sus creencias se limitaría significativamente su contribución  la sociedad.  Si se obliga a los hospitales religiosos a llevar a cabo abortos u operaciones de cambio de sexo o la eutanasia eventualmente habrá menos de estos hospitales y mucho menos servicios caritativos. Si se insiste en que los dueños de las empresas no pueden usar sus creencias religiosas para beneficiar a sus empleados los sueldos y beneficios podrán ser menores, aunque cubrirán lo que exija la ley, pero no más.  Se les estaría diciendo que lo que ellos creen que es lo mejor debe ser subordinado a una ley que consideran injusta para sus stakeholders.

Implicaciones para la RSE:  La empresa como persona

Si bien el caso se refiere a creencias religiosas es un reconocimiento legal de que la empresa puede tener objetivos que van más allá de la mera obtención de beneficios.  Y no es que las creencias religiosas sean lo mismo que la responsabilidad de la empresa ante la sociedad,  pero si tienen muchos elementos comunes en el respeto a la dignidad de las personas, en el cuidado del planeta, en promover el bien y evitar el mal.  Adicionalmente, encuesta tras encuesta sobre la RSE en PyMEs [2] (más del 99% de las empresas) citan como principal razón para ser responsable creencias religiosas y principios éticos.  De allí que, por lo menos para este colectivo, que suelen ser empresas de propiedad concentrada, es un reconocimiento.  Aunque todavía parece muy lejos el momento en que se reconozcan los derechos a apelar a creencias religiosas de las grandes corporaciones.  Son compañías “anónimas”.

Y aquí es importante distinguir entre los casos en que las creencias religiosas coinciden con el bien común. [3] Por ejemplo, algunas religiones permiten además la discriminación por género, la desigualdad entre clases y el ataque a los que no tienen sus mismas creencias.   Lo que muestra que aquella decisión de la CSJ no puede extrapolarse libremente a todos los casos de objeción religiosa  y habrá que considerar cuando esa objeción va contra el bien común de acuerdo a la institucionalidad, marco legal y cultura del país

Pero esto muestra una tendencia a considerar que la empresa tiene personalidad propia y con un ámbito de actuación que va más allá de la obtención de beneficios, por lo menos en las instituciones sin fines de lucro y las con fines de lucro que sean controladas por un reducido grupo de personas con convicciones religiosas (y por qué no, éticas).  Es lo que siempre han alegado los promotores se la responsabilidad social de la empresa pero ahora se puede hacer con reconocimiento de la CSJ de EEUU.

Obviamente que no es un caso simple, que depende del contexto en el que se desenvuelve.  Es el comienzo de un largo camino hacia el reconocimiento de las empresas de propiedad restringida pueden usar sus valores en su gestión. [4]


Addendum sobre ideología política

Y esto ha presentado un gran dilema para los progresistas que defienden los derechos de los empleados, el comportamiento responsable, el cuidado del medio ambiente, los derechos de la mujer de decidir sobre su cuerpo,  entre otros por encima del capitalismo egoísta.  En este caso se enfrentan a un conflicto entre estos ideales y por defender uno de ellos (anticonceptivos, aborto) atacan por extensión a empresas que suelen ser modelos de responsabilidad ante la sociedad y que promueven los otros ideales  que les interesan promover (empleados, medio ambiente, sociedad).

A lo mejor hay que hacer un compromiso.  Como bien dice Ross Douthat en su artículo en el New York Times (periódico progresista) del 5 de julio de 2014, A Company Liberals Could Love:

……requiere el redescubrimiento de las virtudes del pluralismo y los beneficios de permitir que las diferentes concepciones de la justicia social sean perseguidas simultáneamente, en vez que sean enfrentadas entre sí en una guerra a muerte.

Pero en una respuesta airada a este artículo, en blog de The Economist (revista conservadora) Hobby Lobby and religious exceptions dice:

Lo que está en juego no es una objeción racional.  Lo que está en juego es una objeción de pureza, los dueños de Hobby Lobby creen que esto los mancha metafísicamente…..…..pero yo no veo ningún mérito en la costumbre religiosa de forzar a otros tus tabús irracionales, y mecho menos en hacer que el gobierno haga excepciones para que gente religiosa lo haga.

Para este autor (no se identifica), las creencias religiosas son “tabús irracionales”.  Depende del punto de vista.  Difícil de generalizar.




[1] Edward Thurlow, citado por Micklethwait, J. y Wooldridge, A., 2003, The Company: a short history of a revolutionary idea, Random House, Nueva York.

[2]  Ver mi libro con Antonio Corral e Iñigo Isusi, Responsabilidad Social de la empresa en las PyMEs de Latinoamérica.

[4] El caso es muy diferente para los países cuyos sistemas legales están basados en el Derecho Romano que son más rígidos, basados en la ley ex ante, en contraste con el derecho anglosajón que se basa más en legislación básica, la jurisprudencia y la interpretación de casos.  Pero la discutir estos contextos se sale del alcance de este artículo.

domingo, 20 de julio de 2014

Algunas consideraciones sobre comunicación de la sostenibilidad. Segunda parte: los videos.


En el artículo anterior (Algunas consideraciones sobre comunicación de la sostenibilidad. Primera parte)  hacíamos  un breve repaso al presente y futuro de la comunicación sobre sostenibilidad.  En esta segunda parte ilustramos la relación  (o la falta de) entre la publicidad comercial y la comunicación de sostenibilidad.

Y aquí recurriremos a la máxima de que “una imagen vale más que mil palabras” y dejaremos que sean unos videos los que ilustren la relación o su ausencia. Son algunos casos en los que parece que  los que comunican la comunicación comercial no se comunican con los que comunican la sostenibilidad (sí, usé cuatro veces el verbo comunicar) o tienen una visión muy estrecha de los objetivos de su empresa.  Son videos muy indicativos de la falta de visión integral en la gestión de la empresa y sus valores.



Estos son solo ejemplos y no quiere decir que sean representativos de estas empresas en particular y de las demás empresas en general, pero si lo hacen Coca Cola, Pepsi, Nestlé y Desigual que se puede esperar de empresas menos sofisticadas.  Nótese sin embargo que salvo la de Desigual son campañas publicitarias de filiales (Colombia, Argentina e Israel respectivamente).  A lo mejor las oficinas centrales no se enteran.

  1. ¿Es para contribuir al bienestar de la sociedad o para vender más producto?  ¿Se puede usar para enfriar agua? ¿Es un anuncio de la sostenibilidad de la empresa o una propaganda mal disfrazada?


  1. ¿Qué valores queremos que sean asociados con nuestros productos? ¿Consumo a toda costa?


  1. ¿No hay límites a lo que podemos explotar? ¿Qué valores quiere transmitir la empresa sobre la mujer?


  1. ¿Y qué mensaje envía esta?  ¿Qué el fin justifica los medios? Simpática, pero …..



¡Disfrútalos!