domingo, 31 de mayo de 2015

¿Se puede ser responsable por estatutos?: Empresas con fines de beneficios y Empresas B


Pareciera que el tema de las empresas con fines de beneficios (beneficios no en sentido de lucro sino de beneficios financieros con beneficios a la sociedad, en inglés benefit corporation), que son empresas que tienen incluida alguna forma de su responsabilidad ante la sociedad en sus estatutos está adquiriendo realce.  En este artículo pasamos revista a lo que son estas empresas con fines de beneficios, las implicaciones para la RSE y a dos eventos recientes que están contribuyendo a estimular el interés.




Que son las empresas por beneficios (benefit corporations) y las empresas B (B-corp)

En el número 12 de la Revista sobre Responsabilidad Social de la Empresa (Fundación Luis Vives, Madrid), de Sept.-Dec. 2012 publicamos un extenso artículo, Cuarto Sector: Hacia una mayor Responsabilidad Social Empresarial, en el que analizábamos este emergente Cuarto Sector y como parte de ese sector analizábamos a las empresas con fines de beneficios y las empresas B (lamentablemente la Revista retiró el acceso al artículo en forma electrónica, pero el lector puede ver  la introducción en Cuarto Sector: Hacia una mayor Responsabilidad Social Empresarial  y un artículo introductorio en El cuarto sector: Empresas nacidas con responsabilidad ).  Reproducimos a continuación algunas partes pertinentes para los efectos de este artículo.

·       Empresas con fines de beneficios (beneficios como sinónimo de beneficios financieros y para la sociedad, en contraposición a la dicotomía “con fines de lucro” y “sin fines de lucro”).  Estas son empresas que son constituidas o transformadas explícitamente como tales de acuerdo a legislación específica.  Tendrán además otras obligaciones que les confiera la ley correspondiente como por ejemplo incluir gobierno corporativo participativo, transparencia en el reporte, sueldos justos, responsabilidad ambiental, servicio comunitario y uso de parte o todos los beneficios para el bien común.  
·       …… el B-Lab  en EEUU, promueve la conversión de las empresas en B-Corporations a las que, al concluir el proceso de conversión certifican como B-Corps.  La certificación está basada en una evaluación de impacto social según información que proporciona la empresa. …………El proceso es algo puramente privado de la empresa, que adquiere una certificación que le permite usar el nombre de B-Corp.  Esto podría traerle beneficios en términos de aceptación de la sociedad o el aprecio de los inversionistas socialmente responsables.
·       La proximidad de nombres ha dado lugar a confusiones.  Una Benefit Corporation puede ser certificada por B-Labs como B-corp, pero una B-Corp no sería Benefit Corporation a menos que se haya constituido legalmente como tal en un estado o país en que exista la legislación.

Es importante destacar que la certificación de B-corp es solo una certificación de compromiso con objetivos ser responsable con la sociedad como pueden haber muchas otras certificaciones.  La ventaja que tiene es que es una certificación bastante seria, que si bien está basada en información proporcionada por la empresa, es objeto de verificación al azar y debe recertificarse cada dos años (sobre los problemas con las certificaciones ver mi artículo ¿Acreditación de empresas socialmente responsables?)

Creciente interés en América Latina y el resto del mundo

Recientemente ocurrieron un par de eventos que demuestran el creciente interés en las B-corp en semanas recientes. A principios de 2015 se celebró un evento en Chile, organizado por la filial chilena de Network for Business Sustainability de Canadá y el debut en bolsa de una gran B-corp en Estados Unidos.

En el evento en Chile se constituyó el Consejo Latinoamericano de B-corps y como resultado del cual se produjo un documento sobre los Retos para la sostenibilidad de las B-corp en la región.  En América Latina se ha despertado gran interés por las B-corp y se han certificado 150 empresas en seis países. Desde el 2014 el programa de certificación en América Latina cuenta con el apoyo financiero de FOMIN del Banco Interamericano de Desarrollo.

La figura legal de empresa con fines de beneficios no existe todavía en ningún país de habla hispana, aunque en Chile se han adelantado gestiones para lograrlo.

¿Pueden las empresas por beneficios (benefit corporations) cotizar en bolsa?

Sin embargo, una pregunta crítica es si el interés en empresas con compromiso explícito de responsabilidad se limita a empresas de menor tamaño y controladas por un pequeño grupo de emprendedores comprometidos o si el concepto se puede generalizar a empresas de mayor tamaño y con accionariado disperso.   Muchos pueden ver este tipo de empresas como posibles y deseables mientras el control esté en manos de unos pocos que compartan sus objetivos de perseguir el bien común siendo financieramente sostenibles, con empleados y dueños que estén de acuerdo con su cultura empresarial.  También parecen ser factibles mientras tengan un tamaño modesto donde los conflictos entre los beneficios y el bien de la sociedad no sean significativos, que pongan presión o creen divisiones, y mientras las necesidades de crecimiento no las fuercen a abrir el capital y puedan escoger a los inversores.

La prueba de fuego para este modelo de empresas en general y para las ya constituidas en particular viene cuando necesitan ampliar la base de capital y abrirse a un grupo diverso de accionistas.  ¿Los aceptarán los inversionistas tradicionales, más allá del nicho de los inversionistas socialmente responsables (ISR), en particular los inversionistas de impacto (ver El último grito en los nombres sobre responsabilidad: Impact investment).  Ello representaría la “graduación” al capitalismo responsable.

El 16 de abril de 2015 se produjo otro de los eventos que confirman el interés. Etsy[i] una empresa certificada como B-corp salió a la bolsa y no en cualquier bolsa, sino en una de las más representativas del capitalismo con fines de lucro, la Bolsa NASDAQ en Nueva York (bolsa para empresas mayormente de tecnología, donde cotizan Apple, Facebook y Google entre muchas otras).  Basado en la discusión precedente es de enfatizar que la empresa NO es una benefit corporation, no tiene el beneficio social como uno de sus objetivos legales, solo lo tiene como manifestación de intenciones, certificada por B-Labs.  Un caso opuesto es Patagonia, la conocida empresa de produce ropa y aditamentos para el disfrute de la naturaleza, que si es una gran empresa por beneficios, registrada en California, poseída en su totalidad por el fundador y su esposa, pero que no cotiza en bolsa.

Etsy no es la primera B-corp en salir al mercado en EEUU pero si es la de mayor tamaño hasta esa fecha. En Brasil la empresa de cosméticos Natura es una B-corp certificada que cotiza en bolsa y es la mayor B-corp del mundo.  Todavía no hay ninguna empresa por beneficios que cotiza en bolsa

Ahora la prueba de fuego pasa a ser su continuidad.  Es muy posible que su exitosa salida a bolsa se deba al interés de un grupo especializado de inversionistas en ISR, algunos particularmente interesados en el éxito de la oferta pública de acciones.  Pero cuando se materialicen los conflictos entre beneficios y bien social y los beneficios tengan que reducirse para mantener ese bien social, ¿qué reacción tendrán los accionistas, algunos de los cuales ya no serán los originales o los que compraron las acciones en su salida en bolsa?  ¿Cuánta paciencia tendrán?   

Si el mercado financiero funciona, como es de presumir, el precio de las acciones reflejará las perspectivas de beneficios después de haber cumplido con sus obligaciones de hacer el bien.  El mercado evaluará el conjunto. ¿Habrá un descuento en ese precio sobre empresas financieramente comparables?[ii]  ¿Tendrán una prima sobre acciones comparables por el hecho de ser “responsables”? ¿O para mantener la cotización y el interés del mercado harán recortes en el bien social?  ¿Qué prioridad tendrá el mantener la certificación como B-corp) ¿Cuál será el comportamiento de sus accionistas en las asambleas generales? ¿Continuará el apoyo a los equipos directivos? ¿Se ampliarán los tipos de accionistas más allá de los especializados? ¿Pedirán beneficios fiscales? ¿Se atreverán a convertirse en una benefit corporation legalmente constituida de acuerdo a las leyes de alguno de los 27 estados de EEUU que reconocen la figura legal? ¿Cuál será la reacción de los accionistas?

Más que la existencia de un cierto número de estas empresas, del interés de algunos emprendedores en crearlas y mantenerlas de tamaño modesto y “en la familia” y del apoyo de algunos inversionistas especializados, lo determinante para el futuro del modelo en gran escala será el comportamiento de las que han salido a bolsa, como se manejan cuando sí se presentan conflictos entre beneficios y bien común (muchas veces no hay conflicto y todo es más fácil).  Para dejar de ser un nicho y pasar a ser modelo de empresas las benefit corporations deberán tener éxito comercial y bursátil en los grandes mercados.

La sobrevivencia del modelo de empresa entre las cotizadas en bolsa será el mejor aval de que el modelo tiene futuro y de que la verdadera empresa responsable, comprometida por estatutos y no solo por estrategia, es financieramente viable



[i] Etsy es un mercado virtual y físico de bienes no industrializados donde se reúnen compradores y vendedores (muchos son artistas apoyados por la empresa.  También participan empresas de manufactura que apoyan a los que venden sus productos. Tiene 19 millones de compradores por lo menos una vez al año.

[ii]  En su debut en bolsa la acción se comportó mejor que algunas de las empresas altamente esperadas como Facebook y Alibaba.  Subió más del 80% en el primer día de cotización (a mediados de mayo cotizaba a un 20% superior al precio de salida).