miércoles, 25 de abril de 2012

Walmart, Bimbo, Telefónica: ¿Se pueden llamar empresas responsables?


La reciente denuncia por extensa corrupción en WalMart de México nos trae a colación los malos entendidos sobre lo que quiere decir ser una empresa responsable.  En repetidas ocasiones hemos recomendado distinguir entre empresas calificadas como responsables y sus prácticas responsables.  Hemos mantenido que la empresa responsable no existe, que existen empresas con diferentes niveles e intensidades de prácticas responsables.  Ver, por ejemplo,  ¿Acreditación de empresas socialmente responsables? 

Lo mismo sucede con la mala interpretación de que el hecho de que una empresa sea incluida en un índice de sostenibilidad no quiere decir que la empresa sea responsable, solamente que ha cumplido en mayor o menor grado los criterios para la inclusión en el índice y, en el agregado de buenas y no tan buenas prácticas, logra entrar.   Ver ¿Para qué sirven los índices de sostenibilidad?

En este artículo comentamos varias irresponsabilidades recientes de empresas calificadas como responsables por índices y por premios y discutimos las implicaciones de estas calificaciones.

Walmart de Mexico

Walmart de México y Centroamérica recibió por duodécimo año consecutivo el distintivo de Empresa Socialmente Responsable (ESR) que otorgan el Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFI) y la Alianza por la Responsabilidad Social Empresarial en México (AliaRSE), lo cual la convierte en una de las 10 compañías que obtienen el distintivo desde el primer año de su creación y la única de su sector.  Según el premio, es una empresa socialmente responsable.

En el mismo trimestre “Walmart de México es vinculada con sobornos a funcionarios del país para aumentar su dominio en el mercado y donde pudo destinar al menos 24 millones de dólares, publicó The New York Times el 21 de abril de 2012.   Los hechos de corrupción, que datan desde 2005, incluyen a alcaldes y concejales, planificadores, burócratas de bajo nivel y a todo aquel que pudiera significar un obstáculo en su expansión, indicó el diario estadounidense. Con pagos en su mayoría en efectivo, Walmart de México obtenía facilidades para los permisos de construcción o de reducciones en las tarifas de impacto ambiental por la construcción de las tiendas, según una investigación interna, señaló el rotativo

Sin comentarios sobre lo que quiere decir ser distinguida con el distintivo de ESR, solo recordar el nuestro artículo “Como no otorgar premios de sostenibilidad”.  Walmart Mexico es también es parte del índice de sostenibilidad de la Bolsa Mexicana de Valores.

Parece ser que después de todo, el “mercado de la responsabilidad” actuará sobre la empresa y sabrá distinguir entre el valor de un premio a la responsabilidad y el castigo a la irresponsabilidad.  Si bien el corto plazo no es un buen juez, el precio de la acción de la casa matriz y de la filial cayeron significativamente después del anuncio de la corrupción en México y de los intentos de suprimir la investigación desde la casa matriz.  Irresponsabilidad con alevosía.

Ojalá fuera un caso aislado

Grupo BIMBO

Igualmente el Grupo Bimbo fue distinguido por duodécimo años consecutivo con el distintivo ESR de CEMEFI.  Pero en años anteriores, sus subsidiarias habían sido objeto de multas por entes reputables en Estados Unidos por violaciones de prácticas laborales.

En una investigación a finales de 2010 Los Angeles Times reportó que siete empleados había perdido parte de sus dedos y miembros en accidentes en plantas del Grupo Bimbo en California en los últimos siete años.  En seis de los casos los investigadores encontraron que las máquinas no tenían las salvaguardas necesarias para prevenir que los empleados metieran las manos o brazos.  Pero muchas de las multas impuestas fueron reducidas o retiradas en las apelaciones, de allí que no se obligó a la empresa a corregir los problemas.  En octubre de 2010 se encontraron violaciones similares en cuatro plantas en California y se le impusieron otras multas, incluyendo unas por violación deliberada, as cuales han sido también apeladas.  En enero de 2011 en una de estas plantas un empleado perdió un dedo y se volvió a multar a la empresa, por violación deliberada y falta de entrenamiento en el uso de las máquinas.

De nuevo, se puede observar que se pueden ganar algunos premios de empresa responsable y tener repetidas violaciones en prácticas responsables elementales. Especialmente premios que se otorgan en base a cuestionarios completados por las empresas y/o sus consultores y donde no hay verificación externa independiente de la información

Telefonica

Telefónica es nombrada una vez mas como Global Supersector Leader (2010/2011) en el Dow Jones Sustainability Index en Telecomunicaciones.  Para una discusión de lo que esto quiere decir, ver mi artículo ¿No hay empresas de EE.UU. en el Dow Jones Sustainability Index?

Al mismo tiempo que es nombrada Superleader en sostenibilidad, según reporta ElEconomista.es, el Tribunal General de la Unión Europea ha rechazado los recursos interpuestos por Telefónica y el Gobierno español contra la multa de 151,8 millones de euros que la Comisión Europa impuso en 2007 a la operadora por abuso de su posición de dominio en el mercado de acceso a Internet de banda ancha en España.  Hay qua destacar que la sentencia no es definitiva ya que cabe recurso ante el Tribunal de Justicia de la UE.

Según reporta ElMundo.es en enero del 2010, el gobierno argentino, anunció una multa de 26,6 millones de dólares (18,5 millones de euros) a Telefónica de Argentina, filial de la empresa española, por supuesto incumplimiento de su obligación de notificar las inversiones que hizo en Telecom Italia. También anunció que habrá "un seguimiento del cronograma para el proceso de cambio de titularidad" en Telecom de Argentina para evitar que exista "una empresa (Telefónica) con el 100% y el 50% de la telefonía (en ambas empresas) provocando una posición dominante en la telefonía argentina".  Caso con un potencial de abuso de poder similar al anterior, en violación de legislación existente.

Abuso de poder es una práctica irresponsable, aunque muchas veces no se incluya dentro de los criterios tradicionales de responsabilidad de las empresas.   Con el abuso de poder, el consumidor termina pagando más por un servicio de lo que debería en presencia de competencia. Abuso de poder representa priorización de los beneficios por encima de los intereses del consumidor y las regulaciones vigentes.  Es irresponsabilidad del producto.  Hay que recordar que la sostenibilidad de la empresa y su responsabilidad ante la sociedad va más allá de la inversión social y la filantropía.    

En resumen

Estos ejemplos demuestran la importancia de no extrapolar lo que quieren decir las inclusiones en índices de sostenibilidad o la recepción de algunos premios que pretenden inducir a pensar que la empresa es “totalmente” responsable.

Todas las empresas mencionadas tienen extraordinarios logros en su responsabilidad ante la sociedad y todas ellas ejercen liderazgo en muchas prácticas responsables.  Pero no son perfectas.  El problema es mas la falta de comprensión por parte del público y a veces el abuso que las mismas empresas y algunos grupos hacen de eventos positivos como premios o la inclusión en índices de sostenibilidad.

Mientras mejor entendamos lo que quieren decir estos eventos mejor estaremos en capacidad de entender la complejidad de la responsabilidad empresarial y valorar sus aspectos positivos y poner en contexto los casi inevitables aspectos negativos.  Reconozcamos cada cosa en su justa medida. El que este libre de culpa que tire la primera piedra.

Ni antes eran perfectas, ni ahora son tan irresponsables.