domingo, 29 de abril de 2012

La RSE debe demandar a Porter y Kramer por difamación: Cuesta creer….


Si la RSE fuera persona natural o jurídica debería demandar a los Srs. Porter y Kramer, creadores de la “gran innovación” de crear valor compartido, por difamación en la corte internacional de los stakeholders (grupos de interés).  Lamentablemente esta corte no existe y los Srs. Porter y Kramer pueden continuar impunemente con su campaña de difamación.

Ya habíamos detallado la tergiversación que hacían de la RSE para poder promover su “innovación” (ver por ejemplo, Si no está roto no lo arregles: Porter y Kramer sobre RSE,   The Economist, Porter y Kramer y la RSE, entre otros en mi blog).  Una de sus más recientes joyas difamatorias se da en una entrevista en Colombia el 25 de abril de 2012.  Según reporta El Heraldo, el Prof. Porter dijo:

La responsabilidad social trata de hacer cosas por fuera de los negocios para ser un buen ciudadano, ser filantrópico y satisfacer los patrones de la comunidad.  Un buen ejemplo sería aumentar el apoyo a organizaciones locales en educación pública. ……………..porque era básicamente tomar los recursos de las compañías e inocentemente entregarlos (a las comunidades) y disponerlos para otras actividades que no estaban directamente relacionadas al negocio….

Cuesta mucho creer que el Prof. Porter sea tan ignorante de lo que es la RSE, que no se haya familiarizado con la literatura y con la práctica de la RSE en empresas reales, y en el progreso en su implementación en los últimos diez años.  Cuesta creer que su conocimiento se limita a las empresas que abusan de la RSE como instrumento de lavado cara.  Cuesta creer que la única manera de defender una idea sea la de atacar una versión tergiversada de otra. Cuesta creer que el autor de un excelente artículo sobre como hacer de la filantropía una ventaja estratégica (The Competitive Advantage of Corporate Philanthropy)  siga creyendo que la RSE es simplemente filantropía y acción social.  Cuesta creer que un supuesto gurú sobre la competitividad de las empresas crea que las empresas son responsables solamente por quedar bien ante la comunidad, que ello no tiene efecto alguno sobre su competitividad.

En las próximas semanas se publicará un análisis más exhaustivo que he escrito sobre la comparación de la “implementabilidad” de la RSE y de la creación de Valor Compartido en el número 10 de la Revista RSE de la Fundación Luis Vives, bajo el título Compartir el Valor Creado versus Crear Valor Compartido: Diferentes estrategias, diferentes implementaciones, diferentes resultados.  También publicaré un resumen en mi blog el 20 de mayo de 2012.

Prof. Porter, ¡por favor estudie y aprenda sobre el objeto de su crítica antes de criticar! Es su responsabilidad. Esto es un asunto serio, no es una discusión de barrio.