domingo, 18 de octubre de 2015

Algo es algo: Algo de RSE en un Ranking de CEO


¡Otro ranking! 

Harvard Business Review publicó en su número de noviembre del 2015 un  ranking de los CEOs (Consejeros Delegados, Presidentes de empresa) “con mejor rendimiento”, The best performing CEO in the World.  Primero haremos unos breves comentarios para entender su contenido y significado para luego considerar el papel que se le hado a la RSE en su calificación. 

El público no puede resistir un ranking, que atractivos son. ¡Cómo se prestan a titulares de prensa! Ojala hicieran tanto bien como popularidad tienen.

Hasta el año pasado el ranking estuvo basado en criterios exclusivamente financieros (rendimiento en bolsa, capitalización en el mercado) pero este año el Harvard Business Review vio la luz, recibió una revelación y decidió incorporar a los rankings aspectos medioambientales, sociales y de gobernanza (ESG en inglés), apoyándose en los análisis de Sustainalytics.  Pero para no exagerar, solo le asignaron el 20%, el otro 80% siguen siendo criterios bursátiles.  Mala suerte si tu empresa no cotiza en bolsa, no puedes estar en la lista de los mejores.  Es que hay que cotizar en bolsa y ser grande!! (los 907 candidatos analizados provienen del índice S&P 1200).  EEUU tiene 41 de los 100, le siguen Francia y el Reino Unido con 9 cada uno.

No es tan importante quien está o no esta en la lista ni su posición relativa.  Lo importante en este caso es que se empieza a incluir el rendimiento en temas ASG como criterio de calificación.  A lo mejor para salir y subir en la lista algunos CEO se preocuparan más por temas ASG. ¡Ojala!

La ironía de la importancia del componente financiero es que el ganador,  Lars Rebien Sørensen CEO de Novo Nordisk (empresa farmacéutica especializada en productos para la diabetes, con un excelente informe se sostenibilidad integrado) dice que “RSE no es otra cosa que la maximización de valor en el largo plazo” ….. “en el largo plazo los temas medioambientales y sociales se convierten en financieros”.  ¡Bien dicho!  Se merece el ranking de #1.

No encontré en la lista a Paul Polman el CEO de Unilever, una de las empresas más responsables del mundo.  Tampoco apareció Unilever en la lista de las empresas más responsables del mundo del Reputation Institute, el que calificó a Volkswagen como número 11 en el mundo (quizás los que opinan no conocen que las marcas Ben and Jerry´s, Pepsodent, Q-tips, Dove, Lipton´s, Knorr y otras decenas más son Unilever).  En la lista del HBR tampoco está el famoso Warren Buffet, aparentemente por falta de transparencia.

La introducción del 20% de criterios ASG le costó a Jeff Bezos, el CEO de Amazon el primer puesto que había obtenido en el 2014.  Ahora salió número 1 en criterios financieros (a pesar de que Amazon tiene muy pocas ganancias contables), pero #87 en global, #828 en ASG.  Ver el artículo Amazon’s Jeff Bezos plummets down corporate leader rankings en el Financial Times del 12 de octubre 2015, (requiere registro).

Y el ranking de Jeff Bezos es relativamente típico de los demás CEO.  Son pocos los de los mejores 100 en lo financiero que están entre los mejores 100 en los indicadores ASG.  La mayoría de los Top 100 en lo global no están entre los primeros 100 en ASG.  Parece haber una correlación negativa entre el ranking financiero y el ranking ASG.  Mientras más alto en uno, más bajo en el otro Contrario a lo que nos gustaría ver (no tengo acceso a la base de datos de los 907 CEO analizados como para hacer un análisis riguroso). 

¿Se puede distinguir el rendimiento del individuo del de la empresa, dirigida por decenas de otras personas y gestionada por miles y miles de personas?  No hay que quitarle el mérito al líder, pero de allí a decir que es el responsable del rendimiento financiero, ambiental, social y de gobernanza de las empresas hay un inmenso trecho.  Si el mérito fuera del líder, los rankings deberían cambiar poco de año a año, pero cambian y mucho.

En cuanto a la participación de los de habla hispana hay cuatro CEO entre los Top 100.  España tiene tres: Pablo Isla (Inditex, ropa, #3 en el global y #49 en ASG) Florentino Pérez (ACS, construcción, #13 y #280) e Iñigo Meirás (Ferrovial, construcción, #51 y #35).  Argentina tiene uno Paolo Rocca (Tenaris, acero, #62 y #504).  Y como ejemplo de lo que comentamos en el párrafo anterior, ¿es Paolo Rocca el malo en temas ASG o es que es mucho más difícil para la industria del acero?

Martin Winterkorn, ex de Volkswagen estuvo calificado como el número 20 global y 46 en temas ASG (¡los ranking siguen demostrando sus deficiencias!). [i] Desde el punto de vista negativo aquí si podemos decir que el malo es él (y algunos de sus empleados) no toda la empresa.

Y falta mucho en términos de equidad de género: 98 hombres, 2 mujeres (Debra Cafaro de Ventas, empresa de bienes raíces en el #47 y Carol Meyrowitz, TJX, minorista de ropa descontada, #81)

Otro caso de rankings en busca de publicidad.  Pero por lo menos reconocen que el rendimiento incluye el comportamiento en temas RSE.