martes, 13 de septiembre de 2011

Más cambios en los índices de sostenibilidad: DJSI versus FTS4Good



En días pasados se anunciaron también los cambios en la composición de los índices de sostenibilidad del FTSE4Good.  A diferencia de los cambios en el Dow Jones Sustainability Index, que comentábamos en el artículo anterior (Inclusiones y exclusiones del Dow Jones Sustainability Index: No apto para aficionados), aquellos son mucho más sencillos de interpretar.

Es de recordar que el FTSE4Good es un índice de sostenibilidad general que evalúa a todas las empresas en un mismo grupo, usando criterios generales y criterios específicos para cada sector industrial (ver el artículo anterior ¿Para qué sirven los índices de sostenibilidad?), en tanto que el DSJSI es un índice “best in class”, que evalúa las empresas dentro de sus sectores y admite “las mejores” de cada sector.

Los cambios en el FTSE4Good son mucho más sencillos de analizar, en buena parte porque es un índice global y en parte porque los cambios no son tan dramáticos como los del DJSI, precisamente por la diferente metodología.  En la revisión del FTSE4 entraron 22 empresas y salieron 4 y casi todas son empresas poco conocidas por el público en general  (ver la lista aquí).  En el DJSI entraron 41 empresas y salieron 23.  En buena parte debido a la metodología best in class que explicábamos en los artículos anteriores.  En cierta forma, las salidas provocan entradas.

Adicionalmente el FTSE4Good SI informa la razón de la salida de las empresas.  Por ejemplo, tres de ellas salieron por no cumplir los criterios de derechos humanos y laborales (una de ellas es 3M) y una por el manejo del mercadeo de los substitutos de la leche materna (Pfizer).

Algunos de los cambios en el FTSE4Good se deben a los aumentos periódicos que hace el índice en la rigurosidad de los criterios, lo cual puede hacer que algunas empresas ya no los cumplan.



Es oportuno e importante destacar que el DJSI y el FTSE4Good usan concepciones diferentes de sostenibilidad, aparte de las diferencias anotadas en la metodología.  El DJSI incluye un componente de “sostenibilidad económica”, evaluando la gestión de la empresa (gobierno corporativo, gestión de riesgo y crisis, códigos de conducta, manejo de marca, innovación, corrupción, etc..) , en  tanto que el FTSE4Good usa una concepción de “sostenibilidad social y ambiental”.  Por ejemplo, sus criterios de inclusión son mucho más detallados en la evaluación de los temas de derechos humanos, cadenas de valor y corrupción y menos en temas de gestión.

Con motivo de estos cambios, Telefónica publicó un análisis de los resultados de su evaluación por el DJSI que es muy ilustrativo de la metodología de este índice (verlo aquí).  Ese análisis sólo lo puede hacer la propia empresa ya que la información es de su propiedad, no estaría disponible al público a menos que la misma empresa lo revele.  El DJSI les entrega a cada empresa su calificación en cerca de 20 criterios, el máximo, el promedio y el mínimo, dentro de su respectivo sector.  Ello permite a la empresa observar su posición relativa en todos los criterios y dimensiones (económica, ambiental y social).  El análisis de Telefónica muestra, en particular, que la empresa ha mejorado en algunas de  las calificaciones en esta revisión del índice y que es la segunda en el mundo entre las empresas de telecomunicaciones.  Progreso muy laudable.  Felicitaciones.  El artículo no dice si ha empeorado en algunas calificaciones de las dimensiones o criterios.   

La concepción más amplia del DJSI añade más complejidad a la interpretación de los resultados  ¿Quién pude determinar la proporción relativa entre los criterios sociales, ambientales y los financieros?  ¿Cuantas veces más importante es lo económico que lo social o lo ambiental?  Bastantes problemas hay en la determinación de los pesos relativos dentro de los temas ambiental y social como diversidad versus conciliación, o cambio climático versus biodiversidad, como para decir que la innovación o la gestión de marca es 2 o 3 veces más importante que las prácticas laborales. 

Esto puede ayudar a explicar porque Hewlett Packard fue sacada del DJSI en la reciente revisión.  La empresa está implementando importantes cambios en la estrategia empresarial, moviéndose desde al hardware hacia el software (abandono de la computador tableta, adquisición de la empresa de software Autonomy, entre otros).  Pero el gran público puede creer que se trata de un empeoramiento en la sostenibilidad social y ambiental de HP, cuando los cambios son en la  evaluación del DJSI de su “sostenibilidad financiera”.    He visto titulares informativos como “HP expulsada de un índice verde” (por supuesto sin ningún análisis).

En el caso del FTSE4Good dicen porque una empresa sale, lo que le da valiosa información al público y evita malas interpretaciones.  El DJSI no lo hace porque no quiere “avergonzar” a las empresas.  Cada posición tiene su pro y con.  ¿Qué opina el lector?  Vote en la columna de la derecha en el sitio de mi blog www.cumpetere.blogspot.com   

Lo que sí es cierto es que estos índices no son para aficionados.


P.S.  En el artículo anterior no destaqué el mérito de entrar en el índice y me concentré en la potencial confusión de la salida.  La entrada es lo difícil, hay que implementar prácticas responsables y hacer grandes esfuerzos para poder entrar.  Es lo difícil.  En esto no hay muchas confusiones. 

Por cierto,  felicitaciones a Ecopetrol de Colombia por entrar en el DJSI por primera vez.

No hay comentarios: