domingo, 11 de mayo de 2014

Como no promover la RSE en España: Cada uno por su cuenta


El gobierno de España se encuentra abocado a la preparación de una Estrategia de RSE y un Plan de Acción para Derechos Humanos.  ¿Qué puede esperar la RSE cuando lo preparan instituciones separadas, que no parecen ser las más idóneas?

Durante el año 2012  la Comisión Europea “invitó a los países miembros a preparar antes de fines del 2012 planes nacionales para la implementación de los Principios Rectores de la ONU sobre las empresas y los derechos humanos”.  El primer país en hacerlo fue el Reino Unido en septiembre del 2013, seguidos por Italia, los Países Bajos y Dinamarca[1].  En España[2]  el plan se encontraba en elaboración a mediados del 2014. También se ha estado elaborando la Estrategia de Responsabilidad Social de la Empresa, solicitada como parte de la Estrategia de la Comisión Europea en Responsabilidad Social de la Empresa.

Ambos se han estado preparando concurrentemente, pero en dos ministerios separados.  La estrategia sobre la responsabilidad de la empresa ante la sociedad, léase responsabilidad sobre asuntos medioambientales, sociales y de gobierno corporativo, y por ende de competitividad y comportamiento empresarial, de relacionamiento con la sociedad, se ha estado preparando bajo la supervisión de la  Dirección General del Trabajo Autónomo y de la Economía Social del Ministerio de Empleo y Seguridad Social (cuya principal preocupación son los temas laborales).  El Plan de Acción para las empresas y los DDHH lo ha estado preparando el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación (que no tiene competencias sobre las empresas, por lo menos las domésticas).





Vale la pena recordarle al lector que los DDHH relacionados con la empresa se refieren a la relación de los seres humanos con las empresas (recuerden el informe “Principios Rectores sobre las empresas y los derechos humanos: puesta en práctica del marco de las Naciones Unidas para "proteger, respetar y remediar””, conocido como Informe Ruggie), que en su mayoría son temas de condiciones laborales (ver mi serie de artículos sobre el tema).

Esto es paradigmático del problema que enfrenta la RSE.  El órgano responsable de los temas laborales, léase DDHH en la empresa, no está involucrado en la preparación del Plan de empresa y DDHH.  Quién prepara el Plan de empresa y DDHH no está involucrado en los temas de DDHH relacionados con la empresa.  Continúan con lo que se pensaba que era una etapa superada donde se cree que los DDHH son sólo un tema de gobiernos y sus relaciones internacionales y que afecta solamente a las empresas multinacionales.

Y se preparan por separado, como si los DDHH no fueran parte integral, básica, de la responsabilidad de la empresa ante la sociedad. 

Pero eso no es todo.  Comisión Nacional del Mercado de Valores que prepara el nuevo código de gobierno corporativo dice que incluirá temas de RSE.  También pensábamos que estaba superada la etapa en que se pensaba que el gobierno corporativo no era parte de la RSE.  Ahora resulta que según la CNMV el contenido debe contener al conteniente.  Fagocitación de pez chico al pez grande.

La estrategia de responsabilidad social de la empresa la prepara una institución (Empleo) que no cubre todo el ámbito de actuación de las empresas, pero no es responsable de la preparación del Plan de Acción sobre empresas y DDHH, que es exactamente su responsabilidad ya que cubre mayormente sobre temas laborales y sociales.  Este Plan está en manos de una institución de política externa del país, que no tiene competencias sobre las empresas (Exteriores).  Pero otra institución que solo tiene competencia sobre de las empresas que hacer oferta pública de sus títulos-valores (cotizan en bolsa) y cuyo foco está en el gobierno corporativo regulará sobre la responsabilidad social de la empresa.  

¿Es esto serio?


¿Y si la estrategia de responsabilidad social de las empresas y el Plan de Acción sobre empresas y DDHH lo prepararan quienes tienen una visión integral de las empresas?



A lo mejor los tres, Trabajo, Relaciones Exteriores y la CNMV están coordinados y tendremos tres documentos coherentes, complementarios y completos. A lo mejor el multitudinario y multipartito Consejo Estatal de RSE puede hacer algo.  ¡A lo mejor!


Pobre RSE.



Articulo originalmente publicado en www.cumpetere.blogspot.com

Estas ideas surgieron de mi charla en elXXIII Seminario Permanente de la Fundación Etnor, en diciembre del 2013.  






[1] Para mayores detalles se puede consultar el texto de estos planes en el sitio de Empresa y Derechos Humanos de la Comisión Europea http://ec.europa.eu/enterprise/policies/sustainable-business/corporate-social-responsibility/human-rights/index_en.htm
[2] Gobierno de España, 2013, Borrador del Plan de Empresa y Derechos Humanos, Madrid.