viernes, 4 de julio de 2008

Expulsiones del Pacto Global: ¿Son todos los que están?

El Pacto Global informó que 630 empresas han sido descalificadas de continuar diciendo que pertenecen al Pacto, al no reportar durante tres años seguidos. Debemos entender lo que esto quiere decir. Aunque es laudable que el Pacto Global haya tomado tal decisión, aparentemente difícil, esto solo quiere decir que estas empresas ni se molestaron en enviar reportes diciendo si hacían algo por los diez principios del Pacto Global. No se les exige que hagan nada, solo se les exige que reporten si hacen algo. No se pide impacto, no se piden grandes acciones en todos los principios, solo que digan si hacen algo en alguno. No parece ser muy difícil. Sin embargo 630 no lo hicieron durante TRES AÑOS SEGUIDOS. Era hora de que los sacaran. De las 630 hay 47 empresas españolas, entre las que destacan grandes conocidos como EFE, Radio Televisión Española, Chupa Chups, Lladró y Phillips Iberia.

¿Pero que dice esto de las empresas que se quedan?

Dice mucho sobre lo que es el Pacto Global y el costo beneficio que ello representa para las empresas. El costo es mínimo, pero algunas no quieren incurrir ni siquiera el costo de reportar si hacen algo. ¿Será que para algunas empresas no tiene beneficios pertenecer al Pacto Global?
Hay que recordar que el Pacto Global solo verifica si reportan, no verifica la veracidad de los reportes, ni el impacto de las acciones reportadas. ¿Es esa la percepción que tiene el público de lo que quiere decir pertenecer al Pacto Global? ¿Podemos concluir que si la empresa pertenece al Pacto Global es responsable?

Como en todo, pagan justos por pecadores. El Pacto tiene muchas empresas conocidas como líderes en sostenibilidad y en contribución al desarrollo. Pero a estas empresas el estar en el Pacto Global no les añade mucho valor. Debería tener valor para aquellas que se inician, las que quieren ser responsables, pero para ello, es necesario que se purgue la lista de empresas indiferentes. Deben extender las expulsiones o los que no hacen nada, para que el Pacto sea un club selecto y añada valor. Pero esto es políticamente complicado para un organismo internacional, que tendría que emitir juicios de responsabilidad. El expulsar a los que no reportan es un paso adelante (¡felicitaciones!) pero es muy pequeño comparado con lo que se necesita.

Los Principios del Pacto son muy valiosos y producen una excelente guía para el comportamiento empresarial, pero es la implicación, implícita o explícita, de que membrecía es sinónimo de responsabilidad lo que es incompatible con sus procesos de admisión y exclusión.

4 comentarios:

Karina Morales-Herrera dijo...

Estimado Sr. Vives,
por estos inconvenientes varias organizaciones de la sociedad civil se han incorporado al proceso para hacer verificación. Tal es el caso de la ONG argentina Poder Ciudadano.
¿Cree usted que ese rol apoya a la eficiencia de la herramienta-Pacto Global? ¿Qué opina de la participacion de la sociedada civil en estos procesos?

Antonio Vives dijo...

Gracias por tus comentarios.

El Pacto Global es un instrumento político, y por ende no puede cumplir con la necesaria función de verificar y penalizar. Afortunadamente, en algunos casos, están las organizaciones de la sociedad civil. Desafortunadamente, están en pocos casos. ES precisamente el papel de organizaciones como la tuya suplir las falencias del Pacto Global. Ojala se intensificara esa actividad, que aun cundo solo tienen poder de persuasión, es una función crítica.

Saludos,

Kalena de Velado dijo...

Estimado Guillermo: lo felicito por el articulo sobre el pacto global. Anima a las empresas que lo conforman a ser mas proactivas. Saludes, Carmen Elena de Velado,(Kalena) presidenta de fundación EMPREPAS, Empresarias por la Responsabilidad Social, El Salvador. www.emprepas.org
Nos conocen en FUNDEMAS, Roberto Murra y Rhina Aviles.

Kalena de Velado dijo...

Perdón, escribí mal los nombres de Roberto Murray Meza y Rhina Reyes de FUNDEMAS, El Salvador.
Saludes, Kalena de Velado