lunes, 6 de octubre de 2014

Cómo diseñar herramientas de autoevaluación en RSE



Ya que nadie paga por mis servicios de consultoría, aquí se los doy gratis.

En agosto del 2014 publique un artículo Guías para la Responsabilidad Social en las PyMEs: Efectividad de las herramientas de autoevaluación  en el número 2 del volumen 8 de mayo-agosto de la Revista Globalización, Competitividad, Gobernabilidad de Georgetown University/Universia.  En ese artículo se hace un análisis de herramientas de autoevaluación de la prácticas de RSE en PyMEs desarrolladas en siete países de América Latina y España y en tres organismos multilaterales.




Pero por ser una revista académica omití incluir las recomendaciones prácticas para diseñar herramientas de autoevaluación.  Aquí van.

NOTA:  Todavía sigo buscando una empresa de informática que quiera crear conmigo una empresa social para llevar esto a la práctica en toda su complejidad.  Interesados escribirme.


Recomendaciones sobre el diseño de herramientas de autoevaluación

De la discusión del artículo mencionado podemos deducir algunas recomendaciones preliminares para el diseño de las herramientas. Es importante enfatizar que estas recomendaciones deberían ser validadas, idealmente, a través de ejercicios de evaluación de cómo se han utilizado los instrumentos y cuales han sido los cambios en las prácticas responsables que han implementado las empresas en consecuencia y cuales han sido los impactos de esos cambios en la misma empresa y en la sociedad.

Las recomendaciones son las siguientes:

  • Aun cuando muchas de las herramientas buscan ser simples cuestionarios en línea, esto limita su efectividad.  Termina siendo un ejercicio de responder a preguntas y calcular una nota.  El cuestionario debe ser acompañando de una guía que explique el significado práctico de las preguntas y respuestas para una PyME.  Puede usar enlaces a otras fuentes de información.

  • Al comenzar, las herramientas deberían enfatizar el análisis del contexto en que operan las PyMEs: los stakeholders y su impacto en las actividades de las empresas, las capacidades instaladas de las empresas para ampliar sus prácticas responsables, los sistemas de apoyo que puedan estar disponibles a la empresa y el entorno legal, regulatorio e institucional en el que opera.  Deberían incluir guías y preguntas preliminares que los hagan pensar sobre esto antes de proceder a responder preguntas.  No es conducente poner a responder un cuestionario desprovisto de contexto.

  • Comenzado con esta información de base sobre la empresa y su entorno las herramientas pueden tratar de hacer un diagnóstico integral sobre su RSE, pero precedido de preguntas sobre la relevancia de estas prácticas y sus capacidades para llevarlas adelante, en el corto y mediano plazos.

  • Las herramientas deberían incluir preguntas y/o guías que lleven a una implementación escalonada de acuerdo a las capacidades de la empresa y a la reacción del entorno.

  • Las herramientas deberían incluir casos y ejemplos que ilustren prácticas específicas, para que las respuestas sean dadas después de algún conocimiento sobre cómo otros han gestionado las prácticas y los resultados que han obtenido.

  • Deberían incluir algunos indicadores cuantitativos y cualitativos, sencillos de determinar, que puedan usarse para diseñar y hacer seguimiento al plan de mejora.  Estos indicadores deben tomar en cuenta la capacidad de las PyMEs de recopilar la información necesaria.  Por ejemplo, en muchos países y para muchas PyMEs no parecía muy pertinente incluir indicadores de emisiones de CO2, pero si el consumo de recursos o la satisfacción de empleados y clientes.

  • No se recomienda el cálculo de una nota total ya que puede llevar a acciones innecesarias.  ¿Qué quiere decir la nota?  ¿A qué se debe comparar? La tentación es muy grande  a compararla con otras empresas (de hecho algunos cuestionarios ofrecen esa posibilidad como una de sus ventajas).  La nota depende de un cuestionario que puede contener muchas preguntas que son irrelevantes o poco importantes para la empresa, además de no tomar en cuenta las importancias relativas de cada respuesta para la empresa en particular.  No parece ser pertinente la comparación de notas entre empresas con diferentes actividades y diferentes stakeholders.  Las herramientas son más efectivas cuando permiten comparar a la empresa consigo misma en diferentes momentos. 

  • Muy pocos cuestionarios incluyen una evaluación del cumplimiento de las leyes y regulaciones pertinentes. Su inclusión llevaría a las PyMEs a averiguar cuales on las relevantes y determinar su cumplimiento.  El cumplimiento de la ley es una responsabilidad básica de las empresas.  Las guías asociadas podrían listar las básicas.

  • Idealmente, las herramientas no deben suponer un modelo específico de comportamiento responsable.  Primero porque el ideal es poco probable que esté al alcance de las PyMEs y segundo, porque sesga la evaluación e induce a una estrategia de cumplir con todo lo que se pregunta y no necesariamente a mejorar el valor económico y social de sus prácticas específicas.  Esto es reforzado en el caso de que se calcule una nota total.

  • Ninguna de las herramientas analizadas incluye una evaluación de las capacidades de las PyMEs de actuar como suplidor de otras empresas que requieran prácticas responsables.  Sería deseable incluir preguntas y guías sobre los aspectos con mayor posibilidad de ser exigidos por los compradores en su respectivo sector y compararlos con sus prácticas actuales. 

  • Pero aun cuando la implementación de prácticas responsables puede proporcionar beneficios a la sociedad, y posiblemente a la empresa, ello puede conllevar costos significativos.  Las herramientas y sus guías deberían alertar sobre los costos y de los compromisos que se adquirirían  o expectativas que se generarían en los stakeholders.

Todas estas recomendaciones tomadas en su conjunto pueden ser un ideal no alcanzable, muy complejo para ser implementado, pero muestran la dirección que las herramientas de autoevaluación y autoayuda deberían tomar para mejorar su efectividad.